Mundo Obrero Estado Español

TELEMARKETING ERTE

Unísono, un ERTE contra los trabajadores, precariedad y fraude laboral

Los trabajadores de Unísono han hecho huelga este lunes 21 de junio, contra el ERTE “ilegal” que quiere aplicar la empresa. Entrevistamos a Julio Fuentes, integrante del comité de Unísono por CGT.

Jueves 30 de junio de 2016

El lunes por la mañana algo ha cambiado en las cercanías del edificio central de Unísono, en la calle Doctor Zamenhof 22. No se ven trabajadoras acelerando el paso para no llegar tarde a sus puestos de trabajo, sino mujeres y hombres jóvenes concentrándose en las puertas del edificio, saludándose con afecto, intercambiando opiniones y preparados para protestar junto a los sindicatos, contra lo que consideran un ERTE “ilegal”.

En Unísono, empresa multinacional de telemarketing, este lunes hay huelga, y muchas ganas de denunciar la precariedad y la prepotencia de la empresa, que quiere mandar al paro a muchas trabajadoras con más de diez años de antigüedad.
Conversamos con Julio Fuentes, del comité de empresa de Unísono por CGT, quienes el 23 de mayo pasado han conseguido mayoría, con 16 delegados de un total de 29.

“La empresa nos informó que tenía la intención de abrir un ERTE y que también quería hacer una modificación sustancial de las condiciones de trabajo. Es decir, el plan de la empresa es que 189 compañeros de los clientes de Iberdrola y Orange se vayan al paro, consumiendo su paro hasta el 31 de diciembre y luego a la vuelta les van a cambiar el turno, de la mañana a la tarde o turno partido.”

Los sindicatos denuncian el ERTE que se aplicará a trabajadores con muchos años de antigüedad y que se verán obligados a consumir su propio subsidio de paro.
“Es una doble agresión sobre las mismas personas, que por un lado consumen su paro y luego si no pueden acogerse a ese nuevo turno, ya tendrán agotado su paro. Son personas con antigüedad, pero la indemnización que se llevarían si no pudieran cambiar de turno de trabajo, sería la mínima que contempla la ley, que son 20 días por año con un tope de nueve mensualidades.”

La empresa no ha justificado hasta ahora con documentación las “razones” que egrime para aplicar el ERTE, algo que también ha sido denunciado por CGT.

Una multinacional con “empresas paralelas” para bajar salarios

Unísono es una empresa que tiene muy diversificado su negocio, multitud de clientes y plataformas de atención en varios países. Es posible ver permanentemente anuncios de Unísono pidiendo personal, y las entrevistas masivas parar nuevos contratos y cursos de capacitación son habituales en su sede central. Es una forma rápida de conseguir trabajadores baratos y precarios.

“Incluso en este período que quieren implementar el ERTE, siguen contratando personal para otras campañas, para otros de sus clientes. El personal que estaría afectado por el ERTE es personal indefinido “por lo tanto perfectamente se le podría recolocar”, dice Julio, pero no es lo que quiere la empresa.

“No quieren recolocar, siguen contratando con contratos eventuales. El año pasado hicieron 2300 contratos eventuales. Unísino lo que quiere es utilizar este verano largo para que la gente que tiene más derechos se vaya al paro, no van a cobrar el salario que vienen percibiendo sino el 70% los seis primeros meses y luego baja al 50%. Unísono quiere aprovecharse de esas circunstancias para engrosar aún más su cuenta de beneficios.”

Unísono tiene grandes beneficios económicos: “es una empresa que económicamente va muy bien, de estar solo en Madrid, se expandió rápidamente a Vigo, a Gijón, a Valencia, a Barcelona, y luego por otra parte también está en Chile, en Colombia”, agrega Julio.

Pero no solo se caracteriza por los contratos eventuales (mientras despide a personal indefinido), sino que además ha creado una empresa “paralela” para contratar con salarios más baratos, un verdadero fraude laboral.

“Ha creado una empresa que se llama E-voluciona a la cual no le aplica el convenio de contact center sino que le aplica un convenio por debajo. Es una empresa paralela que está haciendo trabajos del cliente Orange que antes se hacían en Unísono Soluciones de Negocios. Se crea en septiembre del año pasado y que ya va por 150 trabajadores. Y, por otro lado, los trabajadores que pertenecen al servicio de Orange y que incluyen en este ERTE son 111, son menos trabajadores que los que prestan servicio en esa nueva empresa.”

El negocio para Unísono salta a la vista con pocos números: “En esa nueva empresa un teleoperador de jornada completa cobra 676 euros. Un teleoperador de jornada completa con convenio de contact center cobra 950, es decir que el negocio está claro.”

La huelga de este lunes ha sido un éxito, nos dicen los trabajadores y traabajadoras, hay servicios que han parado prácticamente completos, y los trabajadores que están dentro del edificio son una minoría.
Afuera se escucha: “No al ERTE”, “No somos descartables”.






Temas relacionados

Telemarketing   /   Unisono   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Precariedad laboral   /   Despidos   /   Huelga

Comentarios

DEJAR COMENTARIO