×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Uno de los jóvenes mutilados por los Mossos en 2019 exige una indemnización a la Generalitat

Un jóven tutelado que perdió un ojo en las protestas contra la sentencia del procés exige una indemnización. Otra jóven que perdió la audición y el impacto le generó un diagnóstico de epilepsia crónica podría hacerlo también. Los mossos responsables quedan impunes gracias a la opacidad del cuerpo y la complicidad del govern y la Judicatura.

Sergio Linares

Jueves 4 de noviembre de 2021
Facebook Twitter

Hace dos años las calles de Barcelona y otras muchas ciudades catalanas vivieron intensas protestas contra la sentencia del procés. Miles de jóvenes, muchos de ellos con la mayoría de edad recién estrenada o sin ella, colapsaron el aeropuerto de El Prat y mantuvieron combativos enfrentamientos contra el dispositivo policial conjunto del gobierno de Pedro Sánchez y la Generalitat de Torra, que había vuelto a militarizar pueblos y ciudades como en 2017.

Uno de esos jóvenes era A.K.. Un menor tutelado que el 18 de octubre cumplía precisamente los 18. Ese día bajó a Barcelona desde Manresa, donde residía. Por la tarde tuvo lugar la masiva manifestación que llenó el centro de Barcelona. Ese día los sindicatos alternativos habían convocado huelga general contra la sentencia.

Desde media tarde las provocaciones de la Policía Nacional en la Vía Laietana, donde habían iniciado cargas alrededor de la Jefatura Superior, estaban siendo respondidas por miles de jóvenes. Durante horas, y ya bien entrada la noche, se vivió una de las jornadas más combativas del otoño de 2019, que pasó a ser conocida por esa nueva generación como “la batalla de Urquinaona”.

Fue allí donde A.K. recibió el impacto de una bala de foam, el proyectil empleado por los Mossos d’Esquadra. Fue ingresado directamente en la UCI, pasó un mes hospitalizado y en todo este tiempo ha sido sometido a diversas operaciones quirúrjicas. La herida que le llevó a causó en el ojo le provocó la mutilación del mismo. Una lesión que le ha generado raves consecuencias en su estado de ánimo y en las posibilidades de lograr una inserción laboral, justo en el momento en el que comenzaba a salir del sistema de tutela.

El médico forense que lo atendió certifica que la pérdida del ojo le ha generado "sentimientos de vacío y creencia de tener pocas expectativas de futuro”. Así mismo corrobora que la lesión “es compatible con un impacto a gran velocidad de un objeto compatible con un proyectil de ’foam’ de 40 milímetros de diámetro".

El informe ha sido presentado por el centro Irídia, que ha asumido la representación legal del jóven, para lograr que la Generalitat asuma su responsabilidad y le indemnice. El informe aclara las dudas sobre si la lesión fue causada por los Mossos o la Policía Nacional que, como ya pasara el 1 de octubre de 2017, utilizó las pelotas de goma que están prohibidas en Catalunya desde el año 2014.

Lo que no se ha podido determinar hasta la fecha es la autoría del disparo. Los Mossos d’Esquadra vuelven a cubrirse para garantizar la impunidad de sus agentes en una práctica que ha dejado sin ojo a más de una decena de manifestantes en la última década, la última una joven de 19 años en las manifestaciones contra el encarcelamiento de Pablo Hasel en febrero de este año.

La abogada de A.K., Anaïs Franquesa, ha denunciado como los mecanismos de rendición de cuentas de los Mossos "no funcionan". La policía catalana dio al juez una lista de 19 agentes que se encontraban en la zona cuando el joven fue mutilado. Una cifra lo suficientemente alta para que se desestimara llevar adelante una investigación exhaustiva que determinara la responsabilidad individual del disparo que le causó la mutilación al jóven.

Esto ha llevado al cierre de la vía penal, lo que garantiza la inmunidad del agente. No es el único caso de ese mismo día que podría exigir una indemnización a la Generalitat. Otra joven recibió en la cabeza un impacto en Jardinets de Gràcia, lo que le ha provocado la pérdida de audición en un oído y un diagnóstico de epilepsia crónica. Otro joven resultó herido en el ojo un proyectil de ’foam’ en las protestas en el Aeropuerto de El Prat, aunque en su caso la jueza archivó el caso dando por buenas las declaraciones de los tres mossos sospechosos que, obviamente, negaron ser los responsables del disparo.


Facebook Twitter
La UJCE ante la encrucijada: una crítica a la luz del XXI Congreso del PCE

La UJCE ante la encrucijada: una crítica a la luz del XXI Congreso del PCE

En julio subió el paro y cayeron las afiliaciones a la Seguridad Social por primera vez en 21 años

En julio subió el paro y cayeron las afiliaciones a la Seguridad Social por primera vez en 21 años

XXI Congreso del PCE: crisis, división y compromiso en la izquierda del Régimen

XXI Congreso del PCE: crisis, división y compromiso en la izquierda del Régimen

La nueva ley de Secretos Oficiales mantendrá bajo llave la impunidad del Estado desde el franquismo

La nueva ley de Secretos Oficiales mantendrá bajo llave la impunidad del Estado desde el franquismo

La mesa del Parlament de Catalunya suspende Laura Borràs del cargo de presidenta

La mesa del Parlament de Catalunya suspende Laura Borràs del cargo de presidenta

Una mesa de diálogo con muchos "compromisos" y ninguna resolución para la desjudicialización

Una mesa de diálogo con muchos "compromisos" y ninguna resolución para la desjudicialización

Anna Gabriel se presenta ante el Supremo después de 4 años en el exilio

Anna Gabriel se presenta ante el Supremo después de 4 años en el exilio

¿"Europa ens mira"? La Justicia de la UE respalda la persecución del independentismo catalán

¿"Europa ens mira"? La Justicia de la UE respalda la persecución del independentismo catalán