Internacional

CORONAVIRUS

Usar y tirar: los jóvenes migrantes son mano de obra barata para el gobierno español

El Estado Español aprueba una medida que permite que los jóvenes migrados, sigan viviendo bajo el paraguas de la precariedad, explotados en los campos, para salvar las cosechas y después dejarlos en la misma situación de desamparo que estaban antes.

Marc Ferrer

Barcelona

Jueves 9 de abril | 08:26

El pasado martes, se discutía y se aprobaba en el Consejo de ministros, una serie de propuestas y medidas para combatir la falta de mano de obra al sector de la agricultura. Concretamente en el campo. Se calcula que se necesitan entre 75.000 y 80.000 trabajadores en todo el Estado.

Según El Periódico, "el actual ministro de Agricultura, Luis Planas, planteó inicialmente la posibilidad de incluir como mano de obra a los ‘jóvenes no acompañados en edad laboral’, esta propuesta incluye a los jóvenes a partir de 16 años o más. Ayer martes, a la rueda de prensa, finalmente no se incluyó este colectivo, el ministro ha especificado que se podrán acoger al permiso de trabajo los ‘jóvenes extranjeros de 18 a 21 años’ con permiso de residencia no lucrativa."

No es la primera vez que surge esta posibilidad, la Unió de Pagesos, el año pasado, propuso habilitar permisos extraordinarios para contratar menores a partir de 16 años, bajo un programa de ‘formación profesional’. La propuesta inicial, todo y finalmente no llevarse a cabo, es igualmente un planteamiento totalmente racista, puesto que el simple hecho, de plantearse enviar a adolescentes en situación de vulnerabilidad, deshumaniza totalmente a estos jóvenes. A ningún ministro se le pasa por el ninguno plantear la posibilidad de enviar a trabajar a jóvenes blancos a partir de 16 años, puesto que se los trata como niños, como adolescentes. Lo son. Al igual que lo son los jóvenes inmigrantes que llegan y son víctimas de múltiples violencias, institucional, racista, policial, estigmatizados, criminalizados y ahora, utilizados como mano de obra barata, en plena situación de pandemia, para que nos
salven las cosechas, y después dejarlos de nuevo, en la situación que estaban.

La medida aprobada, comporta que se pueden contratar a jóvenes migrantes extutelados, que no tengan permiso de trabajo, y ‘podrán ser beneficiarios de la contratación temporal a efectos de la cual se podrá proceder a su regularización extraordinaria durante el periodo de vigencia del contrato”. Es decir, se legislará un permiso de trabajo especial, la duración del cual, no excederá, en principio, del próximo 30 de junio, después se encontrarán en la situación anterior.

Por si no fuera suficiente la situación en la que se encuentran los jóvenes inmigrantes solos y extutelados en el país, como las violencias que sufren, mencionadas anteriormente, la irregularidad administrativa, la precariedad en los centros de acogida, y la expulsión de muchos jóvenes de los centros de acogida al cumplir la mayoría de edad, dejándolos en situación de calle. Ahora el Estado Español después de maltratarlos sistemáticamente, quiere que sean mano de obra barata para mantener la explotación agrícola poniendo su vida en riesgo, puesto que faltan elementos de protección, tal y como han denunciado algunos sindicatos en estas últimas semanas. El Estado español juega con las necesidades de estos jóvenes, situación administrativa, económica y laboral para explotarlos.

Hay que añadir, que muchos de estos jóvenes, huyen de países que se encuentran en situación de guerras, dictaduras o graves crisis económicas. Dictaduras a las que el imperialismo del Estado Español apoya, como es el caso de Marruecos, con quien el Estado Español tiene tratos empresariales favorables, como el tratado de pesca de la costa del Marruecos y el Sáhara de donde extrae enormes beneficios que superan ampliamente el presupuesto sanitario del Marruecos que es de 2554,5 millones de euros al 2018 (en el Estado Español es de 75.435,3 millones). Por lo tanto, el imperialismo español, junto con otras potencias europeas es responsable de la carencia de recursos del sistema sanitario.






Temas relacionados

Coronavirus   /   Agricultura   /   Campo   /   Inmigrantes   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO