Mundo Obrero Estado Español

GALICIA

¡Viva la lucha de los trabajadores de Alcoa y empresas auxiliares en huelga indefinida!

Jueves 23 de julio | 12:53

Los trabajadores de Alcoa San Cibrao iniciaron este lunes una huelga “de brazos caídos” con carácter indefinido en la fábrica. El martes se incorporaron a la huelga los trabajadores de las empresas auxiliares. Las negociaciones con la empresa en Lugo en cuanto al ERE se están produciendo esta semana, a la espera de una prórroga para evitar el despido colectivo para el 24 de Julio.

Continúan la lucha de los trabajadores y las negociaciones

La huelga convocada en Alcoa comenzó este lunes, con carácter indefinido y una duración que dependerá de las negociaciones que todavía continúan. Allí mismo fue instalada una carpa negra con la pancarta «A Mariña sálvase loitando» por parte de los trabajadores.

El comité de empresa sigue luchando para que se mantenga el 100 % de la producción y todos los puestos de trabajo, y la empresa ha estado negando una solución para los obreros de la planta y tenía la intención de cerrar la empresa completamente, estando incluso en contra de su venta, ya que así podría subir los precios del aluminio a nivel mundial al bajar su producción.

Por su parte el PP, tanto a nivel autonómico como representantes locales, hace uso de su demagogia y echa las culpas al gobierno central, por no aprobar un “estatuto electrointensivo”, que permite un precio más competivo de la electricidad, es decir regalarle la factura de la luz a grandes empresas como Alcoa. E incluso plantea una “nacionalización”, pero solamente por dos años a la espera de que sea otra empresa la que tome la producción, lo que no tendría por qué garantizar de por sí el mantenimiento de todos los puestos de trabajo.

Recientemente, en las negociaciones que están teniendo lugar, la empresa ha cambiado ligeramente su postura e insiste en paralizar las cubas para una posible venta, a lo que el comité ha respondido que lo primero es paralizar el ERE y que consideran que se puede mantener el 100 % de la producción. El martes 21 de Julio el Ministerio de Industria mantuvo reuniones con varias empresas relacionadas con el sector del aluminio. También quedó de pasar al comité información detallada sobre el plan industrial y el socio energético interesado en la fábrica. Los sindicatos CC.OO., UGT y FICA instan desde Madrid a Alcoa, al Gobierno y a la Xunta de Galicia a que se paralice el ERE al existir, dicen, un potencial comprador interesado en la fábrica. Hay rumores del interés que podría tener Clemente González, dueño de Alibérica, o el grupo Aludium. Pero no hay nada seguro todavía.

Por otra parte, las administraciones públicas autonómica y estatal siguen pasándose la pelota y echándose las culpas mutuamente, sin dar verdaderamente pasos para solucionar la situación. Este miércoles 22 de Julio por la mañana la ministra Maroto pedía en el Congreso a la Xunta que, como autoridad laboral, parase el ERE mientras se veían otras alternativas. El diputado del BNG, Néstor Rego, a su vez solicitaba en la sesión de control la nacionalización. Este miércoles y el jueves siguieron las negociaciones en Lugo entre la empresa, Alcoa, y el comité. Si Alcoa no concede una prórroga y amplía el período de consultas, el día 24 aplicará el ERE: iniciará la tramitación formal de despido colectivo para más de 500 trabajadores de la planta de Aluminio. El comité centra sus esfuerzos en conseguir una prórroga: prórroga que, al parecer, no iría más allá de una semana. Según las últimas informaciones, parece que la empresa habría llegado a un acuerdo para realizar una prórroga hasta el día 4 de Agosto, dando más días de margen para un despido colectivo que estaba previsto para el día 24 de Julio.

La única verdadera solución es la nacionalización bajo control obrero

Las distintas administraciones y partidos políticos, tanto del gobierno como de la oposición, con sus variantes, han intentado negociar con Alcoa hasta el final, cediendo durante años con ayudas multimillonarias. Ya el año pasado se produjo una venta de la factoría en A Coruña, al grupo Aluibérica, que según denuncian también los trabajadores realizó una maniobra especulativa al venderla a su vez a “Grupo Riesgo”, un fondo que está sigilosamente desmantelando la fábrica.

Ahora estos mismos partidos y administraciones nos quieren vender la idea que la única solución pasa por otra venta, en las condiciones que necesite Alcoa, para salvar los puestos de trabajo. Al menos, para nosotros es difícil de creer.

Por otra parte las posiciones más progresivas plantean una nacionalización, como en el caso del BNG (que también piden la nacionalización de Alu Ibérica en A Coruña) o incluso del PP gallego, pero esta nacionalización sería parcial, y solamente con el objetivo de vender la empresa posteriormente de nuevo, ocasionando pérdidas para el Estado. En el caso del BNG esta defensa de una nacionalización es más fuerte, pero no queda claro cuánto costaría al Estado, ni que duración tendría.

La Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras (CRT) plantea la nacionalización bajo control obrero de las fábricas de Alcoa en San Cibrao y Alu Ibérica en A Coruña, sin indemnización alguna a las empresa, para garantizar la totalidad de los puestos de trabajo, defender una condiciones de trabajo dignas y mantener el 100 % de la producción. Además, consideramos una nacionalización de este tipo permitiría invertir en la producción de “aluminio verde”, con una mayor tasa de reciclaje, y un menor consumo eléctrico en el proceso.

Para que este programa se lleve a cabo es necesaria la fuerte movilización social, no solamente de los trabajadores de Alcoa y auxiliares, si no de todo el sector del metal y de gran parte de la clase trabajadora y el pueblo gallego en solidaridad con los trabajadores que están a punto de perder sus puestos de trabajo. Un proceso que consideramos que también es necesario impulsar a nivel estatal, con el caso de Nissan y otras empresas que están cerrando debido a la crisis económica capitalista mundial que estamos viviendo, cuyo detonante ha sido la pandemia del COVID-19.

Por otra parte, para que esta nacionalización sea efectiva, es necesaria la nacionalización total del sector energético, para así reducir los precios abusivos de la electricidad, no solamente a empresas electrointensivas, si no a todos los consumidores. Además, planteamos la necesidad de la nacionalización de toda empresa que cierre o despida, y para atajar el problema del paro, el reparto de las horas de trabajo, para reducir la jornada laboral, sin reducción de sueldo, luchando para que la diferencia salga del beneficio empresarial.

Ya están bien de que siempre paguen los mismos las crisis. Queremos que esta crisis la paguen los capitalistas. Por eso la CRT e Izquierda Diario luchamos por la perspectiva de un gobierno de trabajadores que sea capaz de llevar a cabo un programa para satisfacer todas las necesidades sociales.






Temas relacionados

Alcoa   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Cierre de fábricas y empresas   /   Galicia   /   Lucha obrera

Comentarios

DEJAR COMENTARIO