Política

Lesa Humanidad

Vuelos de la muerte: exhumaron tumbas NN en cementerio de Entre Ríos

Fue en la localidad de Villa Paranacito. La tarea, a cargo del Equipo Argentino de Antropología Forense, fue ordenada en el marco de la causa por los "vuelos de la muerte" que se realizaron en el delta entrerriano durante la última dictadura cívico militar eclesiástica.

Sábado 4 de septiembre | 10:30

Foto: Página 12

La medida fue ordenada por el juez federal de Concepción del Uruguay Pablo Seró, con el objetivo de identificar nueve cuerpos que se encuentran enterrados como NN en el cementerio de Villa Paranacito.

El procedimiento se llevó a cabo por integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense, donde se extrajeron muestras para que sean cotejadas con el banco de datos genéticos y establecer si se trata de víctimas de los "vuelos de la muerte".

La decisión de llevar a cabo estas tareas de remoción surge luego de la declaración que el pasado 2 de marzo brindó ante el Juzgado Federal de Concepción del Uruguay Román Venancio, un trabajador que durante la última dictadura se desempeñó como sepulturero en ese cementerio.

Venancio contó que en distintos momentos, efectivos de la Prefectura que se desplazaban en lanchas por esa zona del delta del Paraná (sur de Entre Ríos), trasladando cuerpos en bolsas de nylon y que los enterraron en distintos sectores como NN. Algunos de los cuerpos habrían sido encontrados flotando en el río.

"Estas exhumaciones pueden ser un punto central para avanzar con esta causa. Creemos que si logramos identificar a esos cuerpos como el de alguna persona que está desaparecida y pasó por algún centro de detención ilegal podemos avanzar con imputaciones", señaló en diálogo con Telám la fiscal federal de Concepción del Uruguay Josefina Minatta, que instruye en esta causa.

Te puede interesar: Vuelos de la muerte: en Campo de Mayo un oceonógrafo decía cuándo arrojar los cuerpos al mar

Minatta estuvo presente en las dos jornadas de trabajos junto al juez federal de la causa Pablo Seró; y la defensora general Julieta Elizalde. Acompañaron el fiscal federal de Rosario, Adolfo Villate; el subsecretario de Derechos Humanos de la provincia de Entre Ríos, Daniel Paduan; los directores del área de Gualeguaychú, Matías Ayastuy y de Concepción del Uruguay, Darío Baron. También familiares de detenidos desaparecidos de la provincia, sobrevivientes y organismos de derechos humanos y el Registro Único de la Verdad, quien se presentó ante el juez como “Amicus Curie”.

La fiscal consignó que en la causa se verificaron dos tipos de hallazgos de cuerpos en base a las declaraciones de los isleños:"Uno son los barriles rellenos de cemento con los cuerpos adentro y el otro son cadáveres envueltos en frazadas con las manos atadas con alambres que aparecían flotando en el agua".

Sobre el origen de los cuerpos arrojados al delta entrerriano, Minatta sostuvo que que se maneja “la hipótesis de que venían de Fisherton, en Rosario, porque pertenecían al mismo cuerpo del Ejército que Entre Ríos, y a esto lo sabemos por testimonios en distintos juicios”.

Entre las complejidades de la causa, Minatta señaló que "el cementerio de Villa Paranacito es uno de los pocos cementerios del mundo que está rodeado de agua, en una isla, por eso los detalles que nos brindó Román Venencio fueron importantísimos”.

Desde la fiscalía se ordenó señalizar tumbas en el cementerio de Ibicuy, donde podría haber más víctimas enterrados como NN. “Hicimos la tarea de georradarización en el cementerio de Ibicuy y estamos esperando ese resultado por parte de Gendarmería Nacional” y adelantó que “estamos evaluando exhumar el cementerio de Ibicuy, porque allí hay 4 NN de la época”.

La causa por vuelos de la muerte en el delta entrerriano se abrió por la denuncia presentada en 2016 por el periodista Fabián Magnotta, quien recopiló numerosos relatos de testigos y publicó su investigación en el libro El lugar perfecto.

La memoria del río resurge y permite abrir una nueva puerta para conocer el destino de más desaparecidos y desaparecidas durante los años del genocidio.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO