Mundo Obrero México

MÉXICO-ESTADOS UNIDOS

Wal Mart apuesta a la precarización laboral en México

La cadena de supermercados, famosa por impedir la sindicalización de sus trabajadores, anunció una inversión de 1,300 millones de dólares en México en los próximos tres años, tras una reunión entre su representante y el presidente Peña Nieto.

Bárbara Funes

México D.F | @BrbaraFunes3

Jueves 8 de diciembre de 2016

1 / 1

Desde 2012, Wal Mart invirtió 53,000 millones de pesos -casi 2,600 millones de dólares-, según declaraciones de Guilherme Loureiro, presidente ejecutivo y director general de la empresa en México y Centroamérica. Cuenta en México con 200,000 trabajadoras y trabajadores.

Ahora, desafía la orientación proteccionista del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump con la inversión de 1,300 millones de dólares que acaba de anunciar. Su objetivo: duplicar las ventas para 2025, y fortalecer su cadena de distribución y su logística en México.

"Felicito a la empresa, que ratifica su confianza en México y en el futuro que el país tiene hacia adelante", se ufanó Enrique Peña Nieto.

Esta cadena internacional ha sido denunciada en numerosos países por atentar contra los derechos laborales, y en particular por impedir la sindicalización de sus trabajadores por todo tipo de vías. En México, donde aplica pruebas de embarazo a mujeres y si les da positivo no las contrata, paga salarios muy bajos, que rondan los $3,500 por mes para cajeras y cajeros.

También puedes leer: Wal Mart: el cinismo capitalista llevado al extremo

En Estados Unidos, ante la presión de la campaña por aumento de salario a 15 dólares la hora, el año pasado, sus directivos se vieron obligados a dar un mínimo aumento de 9 dólares la hora y en febrero de este año a 10 dólares. Recientemente, perdió un juicio en California -junto a otras empresas- en la que se le ordena permitir sentarse a sus empleados.

Fricciones entre Trump y las trasnacionales

Este anuncio de inversión en México es otro caso que pone de manifiesto la contradicción que enfrenta Donald Trump con las trasnacionales: prometió a la clase obrera estadounidense devolver los empleos que se fueron con el traslado de fábricas y centros de trabajo a otros países, pero los empresarios y sus gerentes para incrementar sus ganancias, prefieren invertir en donde la clase trabajadora perciba menores salarios y tenga menos prestaciones.

También te puede interesar: La “era Trump”: reflexiones sobre la economía que viene
En México, la economía se cimbró ante el terremoto Trump: el peso y la Bolsa cayeron estrepitosamente. Mientras tanto, Peña Nieto y su gabinete tratan de mostrar “fortalezas” y un plan de contingencia que aún es un misterio.

Trump, durante su campaña electoral, amenazó con sacar a Estados Unidos del TLC, o renegociarlo. Con el caso Carrier, donde se había anunciado que mantendría 1,000 empleos en Indiana, pareció que ganaba una batalla, aunque fue sólo una maniobra. Otros 1,300 empleos irán a la planta de Nuevo León, como explicamos acá.

No obstante, la amenaza de la administración Trump es aplicar 35% de aranceles a las empresas que se “lleven empleos estadounidenses a México”.

A su vez, el próximo vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, declaró el fin de semana pasado en una entrevista para el canal ABC News que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) era la vía óptima para que México pagara por el muro que Trump quiere construir en la frontera.

Este tratado -un salto histórico en la subordinación de México al imperialismo estadounidense- implicó la degradación de las condiciones laborales y una crisis tan profunda en el campo mexicano que, de ser productor de maíz, pasó a importar este cereal. Una renegociación del tratado puede llevar a una profundización de esta subordinación, con el consecuente aumento de la superexplotación de la clase trabajadora para beneficio de las transnacionales como Wal Mart.

Por eso se hace indispensable superar la división creada por los empresarios al interior de la clase obrera por color de piel, por condiciones laborales, entre mujeres y varones. Sólo la unidad del pueblo trabajador a un lado y otro del río Bravo puede frenar el ataque que se viene.

Te puede interesar: ¿Qué alternativa hay al Tratado de Libre Comercio en la era Trump?






Temas relacionados

Mundo Obrero México   /   Walmart   /   Inversión extranjera   /   Enrique Peña Nieto   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO