www.laizquierdadiario.mx / Ver online
La Izquierda Diario
http://www.smn.gov.ar/?mod=pron&id=1 Twitter Faceboock

UNIVERSIDAD
Otro caso de violencia en la UNAM, ahora en prepa 3
Joss Espinosa | @Joss_font

La joven de 15 años, relata que el pasado 8 de agosto un sujeto que aún no ha sido identificado le ofreció de beber de una lata que parecía jugo, 10 minutos después comenzó a ver nubloso y perdió la conciencia hasta el día siguiente que estaba en su casa.

Link: http://www.laizquierdadiario.mx/Otro-caso-de-violencia-en-la-UNAM-ahora-en-prepa-3

La joven de 15 años, relata que el pasado 8 de agosto un sujeto que aún no ha sido identificado le ofreció de beber de una lata que parecía jugo, 10 minutos después comenzó a ver nubloso y perdió la conciencia hasta el día siguiente que estaba en su casa. Este caso tuvo repercusión y repudio en las redes sociales.

Los familiares de la joven apuntan que fueron tratados de manera prepotente, por parte del secretario de Apoyo a la Comunidad de dicho plantel, ante la denuncia. Sumado a esto, además de no dar resolución para la adolescente, dieron una sanción por estar en las instalaciones en estado de ebriedad.

Aun no hay resolución para el caso dentro de la UNAM. Pese a esto, ya hay una carpeta de investigación en por corrupción de menores en la alcaldía de Gustavo A. Madero.

Aunque aún no hay claridad de lo sucedido con la menor, la UNAM suspendió al Secretario de Apoyo a la comunidad, por la discriminación a la joven ante el caso.

Este caso particular, es expresión de la violencia que inunda el país, y que desde hace meses queda claro que los espacios universitarios no son oasis en un contexto de fosas clandestinas, feminicidios, asesinatos y desapariciones. Lejos de esto, la universidad es refracción de lo que pasa a nivel nacional.

La violencia en el país, que se expresa de manera particular en la universidad, ha tenido un amplio repudio por parte de la comunidad, con movilizaciones como lo fue el caso de Lesvy que movilizó a miles en Ciudad Universitaria, las asambleas por la compañera Aidee en CCH Oriente, y actualmente las movilizaciones contra los elementos de la SSC que violaron a una menor. Aunque aún no se expresan espacios de organización masiva y el repudio se muestra con la exigencia de medidas punitivas, lo que muestran estas movilizaciones es el hartazgo y descontento a un clima de violencia exacerbado en el país.

Te puede interesar: Repudiamos impunidad a favor de policias violadores de la CDMX

El cuento de nunca acabar

Por su parte la UNAM en un comunicado oficial, informó de la situación y las “medidas” tomadas con respecto a la misma. Entre ellas se encuentra la suspensión del secretario de Apoyo a la Comunidad, e informa que no hay denuncia por parte de la menor o su familia por delito sexual, y de ser así “actuaría en consecuencia”.

La pregunta es, ¿a qué se refiere la UNAM con “actuar en consecuencia”? En el último periodo hemos visto cómo múltiples casos de violencia y feminicidio al interior de la universidad han quedado impunes. Mientras las autoridades de la universidad se lavan la cara con sus “repudios enérgicos”, no han aportado a la aclaración de dichos casos, incluso interponiendo trabas a la resolución de los mismos. Como la negativa a entregar las cintas de grabación de las cámaras de “seguridad” que se han multiplicado en los últimos años al interior y las afueras de los planteles.

Desde que se implementó el Protocolo de Género –que dicho sea de paso, las autoridades lo presentaron con bombo y platillo- se ha mostrado la ineficiencia del mismo. No sólo por las múltiples trabas para denunciar que tienen estudiantes, trabajadoras y académicas, sino porque el mismo solo actúa cuando ya sucedió el agravio, sin pensar en cómo prevenir situaciones de violencia.

A la par de esto, dentro de las escuelas, ha aumentado el número de elementos de seguridad, y la colaboración con elementos de la Guardia Nacional y de la Secretaria de Seguridad Ciudadana, a las afueras de los planteles. Esta situación, como lo muestran los recientes casos de denuncia por violencia sexual a la SSC y la PBI, no está en función de la mejoría de nuestra seguridad y plantea una situación de constante alerta para estudiantes, trabajadoras y académicas, sumado a la criminalización de la juventud en general.

¿Qué hacer ante la violencia?

La única vía para avanzar contra la violencia es la organización masiva de la comunidad universitaria, y mediante la movilización poder imponer.

Se hace vital reapropiación de los espacios universitarios por parte de la comunidad; que estudiantes, trabajadores y académicos discutamos cómo dar vida a la universidad para garantizar dentro de la misma espacios libres de violencia, que rechacemos las medidas de "seguridad" impuestas por la rectoría, que solo apuntan al control de los estudiantes y trabajadores que nos organizamos.

Esta problemática no se agota al interior de la universidad pues responde a un clima de violencia a nivel nacional, para lo cual es vital articularnos con sectores de trabajadores y populares y poner en pie un gran movimiento contra la militarización y por la disolución de todos los cuerpos represivos.

De la mano de esto, es necesario luchar por implementar medidas como transporte seguro y gratuito, dormitorios para estudiantes que vienen de la periferia. Implementación de comisiones de género independientes a las autoridades y compuestas de manera tripartita, que den resolución a los casos e implementen medidas de prevención. Que se apliquen materias de tronco común sobre la violencia de género en todos los grados de la universidad. éstas son solo algunas medidas que han sido problematizadas por el movimiento estudiantil en el último proceso, mismas que han sido ignoradas por las autoridades universitarias.

Exigimos el esclarecimiento del caso de la joven de prepa 3, y el resto de los casos de violencia al interior de la universidad. Hagamos real la consigna de que si tocan a una nos organizamos miles.

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ izquierdadiariomx
@LaIzqDiarioMX
+525570704442
www.laizquierdadiario.mx