www.izquierdadiario.es / Ver online / Para suscribirte por correo o darte de baja, haz click aquí
La Izquierda Diario

Lunes 17 de Junio de 2019

Twitter Faceboock

CATALUNYA
Huelga Cacaolat: “Aquí no ha pasado ni ha entrado nada, está parado completamente”
Arsen Sabaté | Barcelona | @ArsenSabate
Guillermo Ferrari | Barcelona | @LLegui1968

Desde la redacción de Esquerra Diari hemos estado estos días junto a los trabajadores en huelga de Cacaolat en la planta de Santa Coloma de Gramenet para informar del conflicto y dar apoyo a su lucha por sus derechos laborales.

Link: http://www.izquierdadiario.es/Huelga-indefinida-de-los-trabajadores-de-Cacaolat?id_rubrique=2653

Este viernes nos acercábamos hasta las puertas de la histórica fábrica catalana de Cacaolat. Fábrica que actualmente es propiedad de dos grupos empresariales con una larga tradición de merma de las condiciones laborales de los trabajadores. Cobega (Coca Cola España) de Sol Daurella y el Grupo Damm, de Demetrio Carceller, así lo denunciaba Alex Piñol, miembro de CGT Cacaolat y trabajador que fue despedido por la empresa a principios de 2018 por su activismo sindical.

También hablamos con Antonio Ubago, miembro del comité de Empresa y de Huelga de Cacaolat y de la sección sindical de CGT Cacaolat. Explican que “estamos en huelga por un conflicto de conciliación laboral y familiar econ el tema del calendario laboral 2019”.

Sin embargo no es la primera vez que la plantilla tiene un conflicto de esas características. "Ya en 2017 la empresa tuvo la necesidad de incorporar más turnos de trabajo en producción”, nos comenta Antonio. "Mientras estaban en plena negociación de convenio la empresa organizó una maniobra para imponer un cambio en el calendario laboral de 2018". Y sigue Antonio, expresando el malestar y las diferencias que hubo en aquel momento, "para CGT La solución era negociarlo dentro del convenio. El resto del comité aceptó entrar en el período de consulta y solo pudieron votar los trabajadores que estaban afectados, pero no por todos los trabajadores afectados por el convenio y se aprobó por una diferencia muy justa".

Y es así como se llega al conflicto actual con la empresa."Como el escrito y la interpretación del convenio se lo permitían pues empezaron a no cumplir todas esas promesas. En 2018 hubo malestar en la plantilla, peticiones de muchos compañeros para hacer movilizaciones”, dice Alex. “Nos vemos que a día de hoy para el 2019 tenemos un calendario laboral en el que es imposible conciliar la vida familiar y laboral".

Te puede interesar: Los trabajadores de Cacaolat en huelga por la defensa de sus derechos

"La empresa se niega a negociar, solo quiere imponer como sea su “calendario laboral” explica Antonio, "el 2 de enero, ya en plena huelga tuvimos una conciliación con Inspección de Trabajo. El Comité de Empresa anteriormente había hecho una asamblea con los trabajadores para presentar a la empresa una propuesta de negociación para llegar a un acuerdo y poder levantar la huelga. No obstante, la empresa dijo que ellos no hablaban con una huelga encima de la mesa ni con chantajistas. Entonces se levantaron y se fueron de la mesa”.

Por su parte, los trabajadores en huelga de Cacaolat tienen la moral alta. Antonio informa de que "la mayoría de los trabajadores opinan que la huelga debe seguir". Una huelga de la que cabe destacar que fue votada en asamblea después de otra reunión con la patronal en la que ya no quiso escuchar las demandas del Comité de Empresa. "No hubo ninguna respuesta, ni una contraoferta a la propuesta del comité. La prepotencia de Cobega y Damm es clara" expresaba Alex.

En cuanto al seguimiento de la huelga comenta Alex también que la empresa "ha intentado varias veces sacar o meter producto. Van probando, es su jueguecito. Aquí no ha pasado ni ha entrado nada, no se está produciendo nada, está parado completamente. El seguimiento es del 100% de la plantilla que está convocada a la huelga", y aclara sobre el Comité de Huelga y los sindicatos que "hemos tenido diferencias de criterio en el pasado, pero ahora vamos todos a una".

Comienza la solidaridad: boicot a Cacaolat

“El pueblo de Santa Coloma se está volcando con nosotros. Hay bares y otros locales que han dejado de servir productos de Cacaolat. Hacen boicot. Tiene productos Cacaolat pero no los sirven” informa Antonio, y Àlex agrega que "no es la primera vez que se organiza, pero esta vez la iniciativa ha salido del apoyo de varios establecimientos, antes incluso, de que los trabajadores la hayamos solicitado.

Sin duda, el apoyo recibido desde diferentes organizaciones y plataformas vecinales y sociales se está empezando a expresar. Mientras charlamos con Antonio y Alex, la Asociación de Vecinos de Santa Coloma se acercó a la planta con una gran carpa para que los trabajadores puedan pasar las noches en mejores condiciones. A menos de 200 metros del Besòs se sentía la humedad llegando hasta los huesos. También reciben comida de restaurantes de la zona y los cláxones de los coches al pasar por el campamento suenan en solidaridad.

Este domingo, además, hubo una primera acción de apoyo a los trabajadores en huelga, organizando una reunión del "Grup de Suport amb els treballadors i treballadores en vaga de Cacaolat" a las puertas de la empresa para ver qué acciones se pueden realizar en apoyo. Hasta allí se acercaron también trabajadores y trabajadoras de la huelga de ocho meses que se llevó a cabo en Panrico entre 2013 y 2014 como Joe Molina, trabajador despedido de Panrico y que quiso brindar toda su solidaridad y aportar su experiencia en este conflicto.

También han pasado por las puertas de Cacaolat para dar su apoyo delegaciones de diferentes colectivos de mujeres como Pan y Rosas o organizaciones juveniles como Contracorrent, además de diferentes delegaciones de CDR (Comité de Defensa de la República) como el de Nou Barris de Barcelona.

Estos primeros pasos son auspiciosos. La huelga indefinida de los trabajadores y trabajadoras de Cacaolat rápidamente comienza a ganar apoyos y las organizaciones políticas, sindicales y sociales también se ponen a disposición para que los trabajadores de Cacaolat puedan doblarle el brazo a la patronal en su lucha por defender sus derechos.

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ IzquierdaDiarioEs
@iDiarioES
info@izquierdadiario.es
www.izquierdadiario.es / Para suscribirte por correo, haz click aquí