www.izquierdadiario.es / Ver online / Para suscribirte por correo o darte de baja, haz click aquí
La Izquierda Diario
http://www.smn.gov.ar/?mod=pron&id=1 Twitter Faceboock

TUCUMÁN
Balazos y despidos en el Ingenio San Juan

Personal del grupo empresario que administra el Ingenio San Juan, bajo el amparo de la policía, disparó contra los trabajadores que se encontraban reclamando por la deuda salarial y contra los despidos.

Link: http://www.izquierdadiario.es/Balazos-y-sesenta-despidos-en-el-Ingenio-San-Juan?id_rubrique=2653

En pleno proceso de vaciamiento y con el anuncio de 60 telegramas de despidos, los trabajadores del Ingenio San Juan fueron convocados a cobrar parte de la millonaria deuda salarial que arrastra la patronal.

Sin embargo al llegar a la fábrica los obreros fueron anoticiados de que sólo un pequeño grupo de trabajadores cobrarían y apenas 2 mil pesos.

Atrincherados detrás de las rejas de la mayordomía del ingenio y protegidos por una guardia policial, se encontraban el contador del Grupo Jorge y un "patovica" armado con una itaca que atacó a balazos los trabajadores de ingenio. Según testimonios, el atacante se llama Miguel Andrade y portaba esta arma de grueso calibre cargada con perdigones de goma y de plomo, tal como se pudo observar en los cartuchos recogidos como evidencia.

Cuando los trabajadores se acercaron a la reja a discutir con el contador por la injusticia que se estaba cometiendo, Andrade disparó contra el techo provocando lesiones múltiples y un saldo de 5 heridos por el rebote de los perdigones.

Inmediatamente después el atacante se dio a la fuga por la parte trasera del ingenio y con total impunidad.

Luego de que los trabajadores realizaran la denuncia, una dotación de infantería con escudos y escopetas se hizo presente en el ingenio para amedrentar a los trabajadores acusándolos de estar robando en la empresa.

Pero cientos de trabajadores y sus familias acudieron inmediatamente al oir la sirena del ingenio, para repudiar el accionar de la empresa.

Extorsión y vaciamiento empresarial

Tras un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación de 2015 que dió lugar la impugnación del proceso de "Cramdown" (por un concurso de quiebra que empieza en 2001), que puso el ingenio en manos de la empresa Constructora de Tucumán SRL (Grupo Omil) durante más de 14 años, a fines del año pasado el Juez Lafuente dio lugar a una medida cautelar que puso, de manera provisoria, el ingenio en manos de sus dueños originales: la empresa Marcas SRL (Grupo Jorge).

Durante todos estos años el sistema de arriendos permitió que, de la mano del gobierno provincial y municipal, una gran cantidad de empresarios pasaran por el ingenio para profundizar el vaciamiento, acumulando deudas millonarias y obteniendo todo tipo de subvenciones.

Entre 2016 y 2018 la empresa que se hizo con la fábrica de azúcar y alcoholes fue Tecnocontrol SA, del empresario Lucas Terán. Un ex empleado de la firma devenido en empresario Pyme, sin capital y ninguna experiencia empresarial en el negocio azucarero, pero vinculado a la obra pública de la provincia.

Tras recibir múltiples beneficios fiscales e impositivos, y subsidios directos del municipio y de la provincia para el pago de salarios (que el intendente Darío Monteros se cobró apropiándose de tierras del ingenio y profundizando el vaciamiento), este empresario se retira tras una zafra de 8 días, arrastrando una deuda millonaria en servicios de luz, gas, y acrecentando la deuda salarial.

Finalmente el fallo del Juez Lafuente puso el ingenio en manos del Grupo Jorge, quien no quiere reconocer la deuda salarial que asciende a más de 25 millones de pesos, a pesar de haber asumido ese compromiso.

En declaraciones a la prensa el abogado de la intervención del Sindicato denunció que el Grupo Jorge pretende llevar el ingenio a la quiebra para terminar de vaciarlo y venderlo por partes.

Mientras tanto, la empresa extorsiona a los trabajadores ofreciéndoles trabajo y el adelanto de parte de la deuda salarial a cambio de que renuncien al sindicato y a la obra social.

La impunidad con la que se manejan los empresarios en Tucumán no tiene límites. El Ingenio San Juan es tan solo un botón de muestra.

Los tiempos de la FOTIA y la justicia no son los tiempos de los trabajadores

La mayoría de los trabajadores del ingenio están atravesando una situación de extrema necesidad. Cientos de familias están pasando hambre, literalmente. Muchos hijos de obreros han abandonado las escuelas. La situación se agrava por el recorte en los planes interzafra y la inflación provincial que es una de las más altas del país.

Y a pesar de que este año hubo 7 ingenios en conflicto, la FOTIA sigue sin mover un dedo para garantizarle la paz social al gobernador. Su estrategia es desviar el descontento y las movilizaciones hacia la justicia que, sabemos, no solamente es lenta sino que además está hecha a la medida de los empresarios.

Lejos de impulsar una gran lucha provincial apuntando a los responsables políticos de un proceso de vaciamiento que puede terminar con el desguace y cierre del ingenio, los interventores del Sindicato, alineados también con el peronismo provincial y municipal, se limitan a organizar olladas de comida en la puerta del ingenio junto a la CTEP para algunas familias que no tienen otra manera de alimentarse.

¿¡Cómo puede ser que la FOTIA no haya convocado aun a una gran movilización azucarera en repudio a este ataque aberrante a la integridad de los trabajadores!?

Hasta ahora no hubo siquiera un pronunciamiento público por parte de Roberto Palina; ni como Secretario General de FOTIA, ni como Secretario de Trabajo de la Provincia.

Urge poner en pie una gran campaña contra los despidos y el vaciamiento del Ingenio San Juan, en primer lugar exigiendo castigo para los responsables del ataque contra los trabajadores.

Si el Grupo Jorge no puede garantizar el pago de la deuda salarial y la continuidad de todos los puestos de trabajo, si encima pretende vaciarlo vendiendo las tierras, hay que exigir que el gobierno se haga cargo del ingenio, estatizando la fábrica bajo el control de los trabajadores, para garantizar el cumplimiento del convenio laboral y la estiba obrera.

Para ello es necesario forjar desde abajo la unidad de los trabajadores azucareros en conflicto y una gran campaña solidaria que apunte a fortalecer también la alianza con el movimiento estudiantil y el movimiento de mujeres, que hoy está a la vanguardia de importantes luchas en todo el país.

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ IzquierdaDiarioEs
@iDiarioES
info@izquierdadiario.es
www.izquierdadiario.es / Para suscribirte por correo, haz click aquí