www.izquierdadiario.es / Ver online / Para suscribirte por correo o darte de baja, haz click aquí
La Izquierda Diario
14 de mayo de 2021 Twitter Faceboock

HOSTELERIA
Irene, trabajadora de hostelería: “¡Lo peor siempre para nosotros, no lo podemos permitir!”
Red de Jóvenes y Trabajadorxs Precarixs

Con las nuevas restricciones y el cierre parcial de bares y restaurantes que ha empezado esta semana, somos muchos más los trabajadores y trabajadoras de la hostelería que nos hemos vuelto a quedar al ERTE. ¡Como siempre quién más recibe es la clase trabajadora y no lo podemos permitir!

Link: https://www.izquierdadiario.es/Irene-trabajadora-de-hosteleria-Como-siempre-quien-mas-recibe-el-palo-es-la-clase-trabajadora-y-no?id_rubrique=2653

Este lunes han empezado las nuevas restricciones que principalmente están afectando, otra vez, al sector de la hostelería con su cierre parcial, y desde este martes, con el cierre total en dos comarcas de Cataluña. A inicios de semana, las patronales del sector se manifestaron en contra de esta medida.

No obstante, a quién más está afectando el cierre de bares y restaurantes son a los miles de trabajadores y trabajadoras que nos vemos empujadas al ERTE y a las colas del paro.

 Pero la precariedad en la hostelería ya venía de mucho antes.

Siempre ha sido habitual trabajar en jornadas de muchas horas, como trabajar más de 10 días seguidos sin descanso, en fines de semana, festivos y turnos nocturnos con salarios pésimos. Siempre con ritmos sobrecargados con los cuales si no te adaptas directamente te echan. Y a menudo también teniendo que asumir multiplicidad de tareas que no te corresponden como por ejemplo la limpieza de los baños.

Y tampoco te podías poner enfermo, porque si estás mucho tiempo de baja también puedes acabar en la calle. Y ni hablar de que una gran mayoría sigue cobrando en B, ya sea en su totalidad o una parte de la jornada. A muchos de los trabajadores y trabajadoras que hoy están en ERTE, les ha quedado una prestación ínfima, porque por ejemplo, a pesar de que trabajaban una jornada de más de 40 horas, quizás solo estaban cotizando 20, o sea que solo están cobrando un 75% de la mitad de su salario. Y es que las patronales de la hostelería - con el beneplácito de los diferentes gobiernos de turno y sus consecutivas reformas laborales, así como con la pasividad de las burocracias de los grandes sindicatos- ya nos asfixiaban nuestros derechos mucho antes de esta pandemia.



Te puede interesar:“En la hostelería la precariedad existe antes del covid, trabajando más de 10 días sin descanso con salarios bajos”





Con la actual situación todo esto no hace más que empeorar. Por ejemplo, en mi caso yo llevaba en ERTE desde marzo cobrando solo un 75% del salario y apenas pudiendo llegar a final de mes. Volví a trabajar hace tan solo dos semanas, y con la nueva medida ahora estoy con un ERTE parcial trabajando muy pocas horas y cobrando menos.

Aparte, muchas empresas también se aprovechan de esto, porque te contratan a menos horas, pero a la práctica acabas haciendo más, y sin pagártelas. Del mismo modo que mientras hay una sobrecarga laboral enorme, continúan manteniendo a muchos trabajadores y trabajadoras al ERTE porque les sale más rentable. Y esto sin hablar que en la mayoría de lugares, no te garantizan los EPIs y el material de protección adecuado para no contagiarte ni contagiar a los clientes cuando estás trabajando.



La gestión del Gobierno “progresista” con el tema de los ERTEs ha estado pésima, muchas personas todavía siguen sin haber cobrado la prestación, y otros están cobrando pagas con retraso, pero las facturas, la hipoteca o el alquiler no te lo perdonan. Y la gestión del Gobierno de la Generalitat no es mejor, están aplicando constantemente la medida de cerrar la hostelería sin ningún tipo de ayuda, o con ayudas ridículas, y dejando a los pequeños restauradores en la ruina, y llevándonos a miles de trabajadoras y trabajadoras al paro y a la miseria.

Nos están reclamando sobreesfuerzos enormes, mientras que ellos no hacen nada, como reforzar y revertir los recortes de la Sanidad, algo que tendría que ser esencial en un momento como el actual. También te encuentras con otras contradicciones como que cierran los bares y restaurantes, pero te siguen obligando a ir en un transporte público masificado de gente y con un riesgo enorme a contagiarte.


Es indispensable que nos organicemos para que se acaben los ERTEs, no puede ser que estos tengan que salir de nuestros propios bolsillos y con nuestros impuestos, mientras las grandes cadenas de restaurantes, como por ejemplo, las de comida rápida siempre se han enriquecido a expensas de nuestra explotación y precariedad.

¿Y qué me dices de las empresas de delivery? Es vergonzoso cómo están ampliando exponencialmente sus beneficios en plena pandemia mientras mantienen a sus trabajadores con contratos hiperprecarios y como falsos autónomos. Son estas grandes empresas y las grandes fortunas quienes tendrían que costear al 100% de nuestras nóminas, así como unas ayudas dignas por los pequeños comerciantes que tengan que cerrar.



Es por eso, que nos estamos organizando desde la Red de precarios y precarias en varias ciudades del Estado español, como Barcelona, Madrid, Zaragoza, Bilbao o Burgos. Estamos hartos de que siempre seamos los mismos los que pagamos y sufrimos las consecuencias de la crisis!

Queremos acabar con la precariedad en la hostelería y del delivery, pero también con la de los otros sectores. ¡Organízate con nosotros porque esta crisis la paguen los capitalistas!



Te puede interesar:Esta navidad, ¡Rebélate contra la precariedad, porque esta crisis la paguen los capitalistas!

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ IzquierdaDiarioEs
@iDiarioES
[email protected]
www.izquierdadiario.es / Para suscribirte por correo, haz click aquí