www.izquierdadiario.es / Ver online / Para suscribirte por correo o darte de baja, haz click aquí
La Izquierda Diario
24 de enero de 2022 Twitter Faceboock

SANIDAD MADRID
Médica de atención primaria: "Llamamos a los ciudadanos a que se unan a nuestra causa, que es de todos y para todos"
Juan Carlos Arias | @as_juancarlos

Entrevistamos a una médica del Centro de Salud de Vallecas Villa. YCC, lleva 10 años trabajando como eventual y ha tenido que reclamar su carrera profesional vía judicial. Conversamos sobre el colapso que por la sexta ola de coronavirus está sufriendo la atención primaria. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Díaz Ayuso, les hizo recientemente responsables de mala praxis profesional y negligencia en la atención a los usuarios. La misma presidenta que continúa con la degradación y privatización de la Sanidad Pública en Madrid.

Link: https://www.izquierdadiario.es/Medica-de-atencion-primaria-Llamamos-a-los-ciudadanos-a-que-se-unan-a-nuestra-causa-que-es-de-todos?id_rubrique=2653

Primero de todo ¿Cómo te encuentras? Sobre todo tras las declaraciones ofensivas e infames de Ayuso en plena sexta ola hacia vuestra labor en los Centros de Salud y el actual desbordamiento de la atención primaria

Estoy abatida, cansada, sin motivación profesional ninguna, llena de frustración y ansiedad ante un trabajo que no se puede hacer correctamente con medios humanos tan escasos como ahora mismo sufrimos. Ya he pasado la fase de la rabia. Sin fuerzas para luchar, simplemente, tragamos con lo que venga y sacando el trabajo como simples autómatas, medicina a granel, meros solucionadores de problemas inmediatos, fundamentalmente administrativos. Dejando la prevención en el cajón de la consulta. Dejando sin control a tantos y tantos pacientes crónicos que no merecen esto.

Y quizá lo que más me está afectando, es la merma importante que está provocando en mi capacidad de empatía. Aquella que se tiene por normal en un sanitario, que es fundamental para la tan mencionada humanización de la atención sanitaria. Eso con lo que se le llena la boca a gestores sanitarios, pues es imposible si el profesional de trinchera está enfermo del alma.

Pero la sociedad sigue su curso, “gripalizar” a este virus rastrero es una idea magnífica para que la economía siga fluyendo. La economía del que por suerte genética y gracias a las vacunas, tenga salud para trabajar.

¿Cuál es el tiempo medio que le dedicas a cada paciente, teniendo en cuenta que la recomendación de los y las médicas de Medicina Familiar es de un mínimo de entre 10 y 12 minutos?

Cada paciente requiere un determinado tiempo para realizar una consulta médica adecuada. Pero, actualmente, y con esta presión asistencial, es prácticamente imposible efectuar una atención mínimamente de calidad. Lo que suele implicar mayor número de pruebas y derivaciones posiblemente innecesarias, con lo que la eficiencia del sistema público se ve mermada: demoras en los diagnósticos y tratamientos, bajas laborales eternas a la espera de pruebas y valoraciones por especialistas hospitalarios. Las prisas y la ansiedad por terminar la agenda diaria infinita, lleva inexorablemente a la posibilidad de cometer errores médicos, errores cuyas consecuencias pueden ser fatales.

Teniendo en cuenta todo esto, mis tiempos de descanso no existen, me conformo con acudir al váter a vaciar mi vejiga mientras mal como unas almendras. Mi turno de trabajo habría de tener, además de la consulta médica, otras actividades como reuniones de equipo, pruebas diagnósticas, visitas programadas a domicilio, trabajo administrativo que actualmente tenemos que realizar fuera de nuestro horario laboral oficial.

Entonces ¿Cuántos pacientes puedes llegar a tener en una jornada laboral normal?
Actualmente, tenemos un cupo de unos 1.800 pacientes por médico/a en horario de tarde y puede llegar hasta 2.400 para cada enfermero/a. Los cupos óptimos de calidad los estipulan desde gerencia y lo suben cuando les interesa para justificar no contratar más personal. La agenda de calidad -nuevamente aparece la palabra calidad como veis-, es un término totalmente prostituido. Consiste en 42/46 huecos, a los que se añaden citas forzadas incluso en el mismo minuto/segundo, urgencias, visitas a domicilios no programadas, pudiendo convertirse en agendas de 60 pacientes.

Pero esta situación no es nueva, no crean que esto se produce desde la aparición de la covid. Ya antes teníamos agendas iguales. Antes de marzo de 2020, cuando estalla la pandemia de la Covid-19 en España, los profesionales llevábamos denunciando la situación de abandono y la falta de recursos humanos como un mal estructural de la sanidad española. Y, en este caso, el de la sanidad madrileña, fundamentalmente, en la medicina de atención primaria, desde más o menos, 2011.

El problema en esta fase de destrucción de la atención primaria se ha acrecentado porque los sanitarios, como seres humanos, también podemos enfermar y durante la pandemia se han producido un ingente y creciente número de bajas entre los compañeros del centro de salud donde yo trabajo.Pero ninguno, afortunadamente, de larga duración, y tampoco hemos sufrido ningún fallecimiento. Hemos sido afortunados en este sentido durante dos años de medicina de guerra, en otros centros no pueden decir lo mismo.

¿Cuál crees que es el motivo por el que la Comunidad de Madrid decide cerrar los SUAP (urgencias) en los centros de salud que tan necesarios son? sobre todo, una vez empieza la primera ola de coronavirus que supuso el colapso de la sanidad de conjunto

El cierre de los Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SUAP) que venían funcionando desde hace muchos años se produce en abril de 2020 y aún se mantienen cerrados. Lo que supone una sobrecarga para los servicios de urgencia hospitalaria, ya que todo el sistema sanitario funciona como unos vasos comunicantes que han de mantener el nivel adecuado para que el primero que recibe al paciente no se vea desbordado y, de esta manera, inunde al siguiente.

Por otra parte, las patologías potencialmente no graves y banales asumidas por estos centros sanitarios, actualmente, acaban en el nivel hospitalario, colapsando un sistema cuya utilidad es otra. O simplemente los pacientes deciden no acudir por no ir al hospital, con el riesgo que supone que su enfermedad se pueda complicar al no ser valorada por ningún profesional.

El motivo, entendemos entre el grupo de compañeros del centro de salud, porque aquí nadie nos explicada nada, es darle algún tipo de sentido al Hospital Isabel Zendal. Profesionales de los servicios SUAP que han sido derivados a este macro hospital, profesionales vulnerables que han sido reubicados en plataformas de atención telefónica. Y creemos, con poca posibilidad de duda, que implica de paso un nuevo intento de privatizar la urgencia, como ya se ha hecho con otros servicios: laboratorio central de Atención Primaria, recogida de muestras de PCR externalizadas y gestionadas por empresas privadas, multitud de pruebas diagnósticas derivadas a clínica concertadas... justificándose en las leyes del gobierno de Esperanza Aguirre sobre las listas de espera.

Al cerrar estos servicios de urgencia de atención primaria, la accesibilidad a una atención primaria de calidad, por mucho que se les llene la boca a los gestores, se desvanece. Los ciudadanos colapsan la urgencia hospitalaria con cuadros banales porque no tienen otra opción fuera del horario de apertura de los centros de salud.

Existe una enorme y endémica precariedad en la Sanidad Pública madrileña que ataca directamente los derechos de las y los trabajadores sanitarios, además de suponer un ataque directo a la calidad de la atención sanitaria ¿Qué tipos de contrato se dan en tu centro de salud?

La situación de precariedad en atención primaria es muy alta, ya que, en mi centro, en el turno de tarde, de nueve médicos, sólo hay dos personas con contratos fijos, y ese sistema de contratación se reproduce en enfermería, en auxiliares y en administrativos. Llevamos dos años esperando la resolución de una OPE celebrada en 2019, con las notas ya definitivas y el concurso presentado en junio de 2020.

¿Qué reivindicaciones planteáis al Gobierno de la Comunidad de Madrid para que la medicina de atención primaria disponga de los recursos necesarios humanos y materiales para prestar una atención digna en la Sanidad Pública? Teniendo en cuenta que es la Comunidad más rica y la que menos recursos destina a la atención primaria.

Llevamos años denunciando esta situación, hemos acudido a manifestaciones con los sindicatos del sector, hemos denunciado la situación en el Colegio de Médicos, en el juzgado, en el Defensor del Pueblo, hemos hecho concentraciones en la puerta del centro de salud, en la puerta de la sede de la Consejería de Sanidad, en la puerta del Sol y siempre nuestra reivindicación fundamental es la defensa de la sanidad pública como vector imprescindible de una buena salud de los ciudadanos y como derecho reconocido en la Constitución.

Nosotros queremos mejoras laborales, mejorar la conciliación familiar. Pero nuestra reivindicación fundamental no son las mejoras económicas, al que, por otra parte, todos tenemos derecho como cualquier sector laboral, porque el coste de todos los trabajadores del sector sanitario es mucho más barato que en otros países de nuestro entorno. Queremos y reclamamos por derecho constitucional unos servicios públicos de calidad, una sanidad universal y pública, lo que revierte directamente en la salud y bienestar de toda la población, física y anímicamente.

Para terminar, ¿quieres añadir algo más?

Solo hacer un llamamiento urgente a los ciudadanos, para que se unan a nuestra causa, que es de todos y para todos. Que no se queden mirando a una panda de tipos con bata en la puerta del Sol, que participen en esta lucha común y necesaria.

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ IzquierdaDiarioEs
@iDiarioES
[email protected]
www.izquierdadiario.es / Para suscribirte por correo, haz click aquí