www.izquierdadiario.es / Ver online / Para suscribirte por correo o darte de baja, haz click aquí
La Izquierda Diario
28 de julio de 2021 Twitter Faceboock

CINE
El monstruo del dinero
Lucía Ortega | @OrtegaLu_
Link: https://www.izquierdadiario.es/El-monstruo-del-dinero?id_rubrique=2653

¿Alguna vez te sentiste “loser”, inútil, mediocre? Kyle, un joven trabajador de Norteamérica, sí. Y no es el único ni mucho menos, esa es la clave. La sociedad se encarga a cada paso de recordárselo, empezando con su salario por hora. Pero a diferencia del resto, Kyle está seguro de que su quiebra personal no tiene que ver con un déficit propio, un infortunio o una incapacidad de su persona. En el mundo de la meritocracia, Kyle entiende que algo no funciona. O, mejor dicho, que funciona de una manera tal que está hecho para perjudicarlo (a él y al “99 %”). El problema es que debe demostrarlo. Es así como, de la noche a la mañana, se convierte en uno de los tantos “delirantes” armados que toma rehenes por una causa –a simple vista–- incomprensible.

Money Monster fue traducida al español como “El maestro del dinero”, perdiéndose un doble juego de palabras sobre, por un lado, el protagonista Lee Gates (George Clooney), que es un famoso conductor de un programa de televisión sobre finanzas, y por otro, el papel del dinero (y la mercancía) en nuestras relaciones sociales capitalistas. El fetichismo, para los marxistas. Se trata de un thriller tradicional norteamericano con ribetes de comedia, aunque presenta salpicones particulares que se salen de los libretos del lugar común y hasta se anima indirectamente a cuestionar la producción cinematográfica de la típica e ingenua comedia hollywoodense. Money Monster es una más, pero logra captar la esencia de una época: crisis post-Lehman Brothers, los movimientos Occupy Wall Street, el malestar social silencioso, las tendencias a la violencia en una sociedad controlada, y es esa internalización la que la hace distintiva.

El joven Kyle Budwell (Jack O´Connell) desafía a Lee y a la productora del programa televisivo Patty Fenn (Julia Roberts) a encontrar una respuesta convincente al derrumbe repentino de ciertas acciones en la bolsa que, para el “maestro” del dinero, habían sido recomendadas como una inversión estrella durante su programa.
Si al principio esta búsqueda estaba condicionada por la posibilidad inmanente de perder sus vidas en manos de Kyle, pronto empieza a transformarse en una cuestión personal. La realidad es que nadie se preguntó, y a nadie le importa, cómo funciona el mundo de las finanzas. Ni el “maestro”, supuesto especialista financiero, ni Diane Lester (Caitriona Balfe), gerenta de la empresa cuyas acciones se derrumbaron por U$S 800 millones sin más explicaciones que una “falla técnica”, saben qué contestarle a Kyle. Parece ser recién ahí cuando, en el film, surge un honesto interés de su parte por conocer la verdad. El detalle inverosímil es que se trata de en un ámbito en donde, se sabe, estas maniobras de corrupción son moneda corriente.

Los hechos se suceden en tiempo real y en transmisión en vivo para millones de personas. La continuación del show por otros medios. El bombardeo mediático (y real) de permanentes situaciones similares que involucran armas, tiroteos a personas en lugares públicos, tomas de rehenes y otras formas de violencia en el seno del capitalismo lleva a los espectadores a naturalizar la situación. No obstante, esta vez, lo que llama la atención es la afinidad popular con Kyle. No es un terrorista, no es un loco, es uno más que los identifica, y por un par de horas parece despertar la conciencia de los televidentes y removerlos de la rutina.

Gracias a Kyle nos remontamos a la huelga minera sudafricana. Gracias a Kyle seguimos la pista de la actividad “normal” de un CEO financiero. Gracias a Kyle, y a la audacia de Lee para vincularse con él, el dinero ficticio y los algoritmos matemáticos son perfectamente entendibles. Kyle intenta desnudar la monstruosidad del dinero. Sin embargo, no deja de ser un show, y el show debe continuar.

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ IzquierdaDiarioEs
@iDiarioES
[email protected]
www.izquierdadiario.es / Para suscribirte por correo, haz click aquí